VISITAS HASTA HOY:

martes, 22 de marzo de 2016

LA TRAMPA DE MIEL Y LOS FINALES PERCIBIDOS

Imaginemos la escena:
Una pequeña aula con veinte alumnos y un profesor. Los pupilos acaban de salir de las mejores universidades británicas, son jóvenes todavía. El maestro les está mostrando un power point titulado EL ARTE DEL ENGAÑO: ENTRENAMIENTO PARA UNA NUEVA GENERACIÓN DE OPERACIONES ENCUBIERTAS ON LINE
El CGHQ es el equivalente británico de la NSA estadounidense, esto es, los servicios de inteligencia. Es una agencia de espionaje que se dedica sobre todo al control y la manipulación de las telecomunicaciones. 
Pero, ¿de qué va el curso?
Se trata de controlar la opinión en Internet, principalmente en las redes sociales: destruir reputaciones, elevar a unas personas y hundir a otras, hacer que unas compañías crezcan y otras se hundan en la Bolsa, etc... 
Piense por un momento el lector en sus creencias, en la gente a la que admira, en la gente a la que detesta, en sus opiniones morales, políticas o sociológicas. Piense el lector en todas las opiniones que se ha ido formando en los últimos años a través de los estímulos que ha ido recibiendo a través de los medios de comunicación e Internet. ¿Cree que son realmente suyas? ¿Acaso podría alguien haber puesto en su mente una semilla para que floreciese en su cabeza la opinión que otros deseaban inculcarle?
En el cursillo se emplean términos altamente inquietantes, como "Trampas de miel", término que define la acción de anular la reputación de una persona por medio de la difusión de imágenes comprometidas usando el sexo como cebo directo o indirecto (por ejemplo, filtrando la imagen de un rey cazando en África y descoñándose una cadera con la señora que tenía cerca). El documento detalla con una precisión escandalosa toda una serie de elementos para aniquilar la reputación de los objetivos: postear material falso en nombre del blanco, filtrar datos poco aleccionadores de su intimidad u opiniones personales, alterar sus fotografías de las redes sociales añadiendo datos o detalles escabrosos, etcétera y más etcétera...
También hay blogs o comunicaciones de víctimas falsas del blanco. De repente aparecen en las redes sociales personas anónimas o identidades falsas que no se sabe muy bien quiénes son difamando al "blanco". A veces no hace falta ser tan radical: basta con diseminar por las redes información negativa sobre el objetivo a abatir aprovechando la proliferación de blogs, foros o cuentas falsas de twitter o facebook previamente creadas. Todo por crear a toda costa un estado de opinión favorable a nuestros intereses. A menudo frases tan sencillas como "es un creído", "es un prepotente", "es mala persona" son suficientes para, si se repiten con la suficiente insistencia, provocar que sus conceptos sean asimilados por la masa (de eso sabían bastante los nazis). ¿Acaso no estamos asistiendo en España a ejemplos clarísimos de reiteración de conceptos antes nunca usados para adoctrinar a grupos sociales especialmente vulnerables y previamente seleccionados? (términos como "casta", "pantuflo", "naranjito", "radicales", "podemitas", "colauitas"... están a la orden del día desde uno y otro bando, y no de forma casual, que todo obedece a una estrategia).
Estamos ante una nueva forma de poder aprovechando la vulnerabilidad de todos y nuestra incapacidad de reaccionar ante una súbita cascada de difamaciones o exposición de la más vulnerable intimidad. En ocasiones no es necesario que el ataque sea público: basta con afectar al entorno más cercano de nuestro objetivo para alcanzar los objetivos deseados, positivos o negativos. 
Todos estos conocimientos se estaban impartiendo para la más alta élite universitaria en un documento revelado por Edward Snowden en sus famosos Wikileaks (de los que ya no se habla, como tampoco se habla del personaje, salvo, acaso, para referirse a si va a ser o no extraditado por presunto acoso sexual).  
El material didáctico para los nuevos ciberpedagogos es asombroso. También los conocimientos añadidos que reciben los alumnos: sociología, antropología, historia, psicología social, economía, ciencias políticas y redes sociales. Todo ello encaminado a una sola cosa: manipular la opinión pública. 
Fascinante es el énfasis que se hace en la gestión del control de la atención. ¿Qué es esto? Pues sencillamente dirigir la mirada pública hacia donde uno quiere y sacarla de donde uno no quiere. Por ejemplo, exponen una táctica que se denomina El movimiento grande oculta al pequeño, consistente en que, si está ocurriendo algo de relativa importancia que se quiere que pase desapercibido, hay que montar algo GRANDE que lo eclipse para que esa noticia pase desapercibida (por ejemplo: unos atentados terroristas para que no se hable de una legislación de muy dudosa legitimidad para negar el asilo político a refugiados de guerra que no se quiere acoger). 
Otro recurso es el de la fabricación de FINALES PERCIBIDOS. ¿Cuántas veces una historia fascinante que salta a todos los medios de comunicación se acaba de modo repentino y no se vuelve a oír hablar de ese tema? (por ejemplo, los vertidos radiactivos de Fukushima en el océano Pacífico). Si le das un final a la historia, la historia desaparece por completo. Pero si no le puedes dar un final, la teoría es todavía más inquietante: la repetición reduce el impacto. Si realmente quieres que algo deje de impresionar, repítelo constantemente. La primera vez indignará, la segunda irritará... la decimonovena será ruido de fondo.
CREAR ESTRÉS COGNITIVO Y CÓMO UTILIZARLO. Magnífico tema del power point que nos ocupa. Provocar que la población esté mal, que tenga miedo: se trata de generar miedos genéricos para  hacer más manipulable a la gente y más proclive a aceptar nuestras imposiciones o planes: por ejemplo dos rascacielos atacados en el centro de una ciudad por aviones kamikazes
Otro tema del curso: ¿CÓMO CREAR PERFILES CREÍBLES E INFLUYENTES EN LAS REDES SOCIALES? (¿Cómo se pueden crear los alumnos una ciberidentidad de bloguero influyente o periodista fiable, de tuitero creíble, etc...?). Pues eso también se enseñaba en el curso.
El que tenga interés en saber a qué me refiero, ese power-point está disponible en la red y se llama: EL ARTE DEL ENGAÑO: ENTRENAMIENTO PARA UNA NUEVA GENERACIÓN DE OPERACIONES ENCUBIERTAS ON LINE.
Lo pueden consultar AQUÍ.